1912, Machado

EL ADIÓS A SORIA DE ANTONIO MACHADO

  Marta Castellana Cruz

Pocos viajeros esperaban en la estación de Soria el tren de la noche con destino a Madrid. Entre ellos, como había anunciado ya El Porvenir Castellano, esa misma mañana, se encontraban Antonio Machado y su madre Doña Ana Ruiz. Tras la llegada del tren, los dos viajeros ocuparon unos asientos libres, como tantos otros, al fondo del vagón.

Es entonces, cuando mirando por la ventanilla hacia las tenuemente iluminadas calles de Soria, Machado no puede evitar recordar los años vividos allí, su llegada a una Soria que no le pareció entonces más que una provincia llena de antiguas tradiciones, echaba de menos la vida en la capital o la llevada de niño en Sevilla, no se hubiera quedado tanto tiempo allí de no ser por Leonor …

La recordaba claramente, no muy alta, de tez pálida, pelo castaño y ojos oscuros, rasgados y profundos, llena de vida, así la había conocido unos años antes cuando aún era una niña que eligió casarse con un poeta; profesor de francés en el Instituto de Soria en aquellos tiempos. Pese a ser eso, sólo una niña de 15 años, había sido para él, un hombre de 34, el amor de su vida. Un amor que le había acompañado y apoyado en momentos difíciles para ambos, como los pasados tras el enlace, al tener que soportar las críticas de una sociedad que no veía con buenos ojos el matrimonio entre personas de edad tan dispar.

Recordaba cómo habían pasado un año en París, gracias a la beca concedida por la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, para profundizar en sus conocimientos de francés.

Ahora se arrepentía de haberla dejado sola en el hotel tan a menudo, para asistir a cursos y conferencias, en vez de pasar más tiempo a su lado, disfrutando de su agradable compañía.

Fue allí en París, cuando sintió que se le venían abajo todas sus expectativas de una larga vida llena de felicidad junto a ella, al verla agacharse para echar al suelo un vómito de sangre.

Con un traqueteo el tren se puso en marcha y empezó a alejarse de la estación de Soria, Machado no pudo evitar comparar esta partida con la realizada poco a poco por Leonor.

Desde su vuelta de París en busca de aire puro para sus pulmones, la había visto apagarse lentamente a pesar de sus enormes esfuerzos por hacerla mejorar. Habían podido pasar el invierno en la ciudad y en la primavera se habían retirado a una casita en el Espolón, el camino que conduce a la iglesia de Nuestra Señora del Mirón, a donde llevaba a Leonor cada día empujando el carrito en el que ella se sentaba al no tener ya fuerzas para andar. Allí tomaba el sol y respiraba aire puro. Sin embargo, a pesar de todos sus cuidados ella había ido decayendo poco a poco, hasta que tras empeorar gravemente había muerto al fin.

 Familiares y grandes amigos habían acudido al velatorio y al entierro en el cementerio de El Espino; pero ni sus lágrimas ni sus amables palabras de consuelo como las escritas por su buen amigo José María Palacio para la redacción de El Porvenir Castellano habían logrado reducir, ni siquiera un poco, el amargo dolor que le atenazaba y rompía el alma. No se podía quitar de la cabeza la imagen del féretro de Leonor en la iglesia, mientras le daba su último adiós, ni tampoco la del ataúd bajando poco a poco hacia la tumba que lo habría de contener para siempre…

 El tren fue cogiendo velocidad a medida que iba alejándose de Soria, hasta que ésta desapareció completamente del campo de visión de Antonio Machado y con él se fueron también las imágenes de aquellos momentos vividos allí, felices, pero también tristes, imágenes que empezaban a ser reemplazadas por varias posibilidades, ninguna de ellas muy alentadora, de lo que sería a partir de ahora su vida, una vida sin Leonor.

 

 

Recreación histórica de Marta Castellana basada en las siguientes fuentes:

GIBSON, Ian (2007). Ligero de equipaje. Madrid: Punto de Lectura.

GONZÁLEZ-SERNA SÁNCHEZ José Mª. (2007). “Aproximación cronológica a Antonio Machado (1875-1939)” En Aula de Letras [en línea]. <http://www.auladeletras.net/comprender/MACHADO/biografia.htm > [Consulta: 20 diciembre 2007]

PALOMINO, Ángel (2006). “Biografía Soriana” [en línea]. http://www.antoniomachadoensoria.com/biografia.htm [Consulta: 20 diciembre 2007]

PALOMINO, Ángel (2006). “Leonor Izquierdo Cuevas” [en línea]. http://www.antoniomachadoensoria.com/leonor.htm [Consulta: 20 diciembre 2007]

WIKIPEDIA (s.f.). “Antonio Machado” [en línea]. <http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Machado> [Consulta: 20 diciembre 2007]

 EL RINCÓN DEL VAGO (s.f.). “Contexto histórico de Antonio Machado” [en línea]. <http://apuntes.rincondelvago.com/antonio-machado_contexto-historico-y-social.html> [Consulta: 20 diciembre 2007]

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: